miércoles, 13 de junio de 2007

LA CAPILLA DE LUJAN EN GALVEZ

PREHISTORIA CAPILLA ‘NUESTRA SEÑORA DE LUJAN’
(GALVEZ - SANTA FE)
Pbro. Edgar Gabriel Stoffel
estoffel@ucsf.edu.ar

Desde sus inicios Gálvez creció gracias a la presencia del Ferrocarril pero a la par, también debió experimentar la separación que las vías generaban entre los vecinos asentados a uno y otro lado de las mismas.

Separación –cuando no exclusión- que incluso se experimentaba en el plano religioso ya que mientras la población celebraba como Patrona a Santa Margarita de Escocia, el Barrio ‘Oeste’ continuó celebrando hasta la década del ’70 del siglo pasado a San José, que había sido el primer patrono del pueblo.

Desde su fundación el pueblo contó con un único templo al que asistían los vecinos para todas las actividades religiosas (misas, sacramentos, funerales, catequesis), salvo la celebración que anualmente se realizaba el 19 de marzo ‘del otro lado de la vía’ o de ‘este lado de la vía’ según sea el posicionamiento geográfico.

Sin embargo, hacia 1935 y siendo Párroco el Pbro. Juan Giampaoli, se comienza una tarea pastoral mas intensa en ‘... el barrio dividido del resto del pueblo por el F. C.’, para lo cual se lo recorre casa por casa invitando a los niños al Catecismo que se enseñaría en un saloncito que un vecino había prestado para este fin.

Aunque no hay nada documentado sobre este quehacer pastoral, consideramos que el mismo se fue profundizando a los largo de esos años que coinciden con el ascenso social de los trabajadores a los que era tan afecto el citado Giampaoli.

Recién en el año 1954 encontramos que el nuevo Párroco -Pbro. Mario Valenti- solicita permiso para celebrar misa en el Barrio Oeste ya que las vías del ferrocarril dificultan el acceso de los vecinos del sector, como también la asistencia de los niños a la Catequesis por el peligro que entrañaba la circulación y maniobras de trenes.

Asimismo existía una Comisión en el Barrio preocupada por la situación material y espiritual de los vecinos y se contaba con la colaboración de la Escuela 35, que facilitaría el lugar para la celebración de la Misa dominical y los encuentros de catequesis.

El Arzobispo de Santa fe, Mons. Nicolás Fasolino, autorizó complacido dicho pedido ya que de esta manera se le facilitaba a los católicos de la zona el cumplimiento del precepto dominical, y en especial a los numerosos niños, lo cual a tenor de la documentación comenzó a concretarse el primer domingo de abril de ese año.

Estas actividades movilizaron a los vecinos que conformaron la ‘Comisión Pro- Templo Católico del Barrio Oeste’ presidida por Pedro Herrero –activo militante de la Acción Católica local- , la cual se abocó a la consecución de un terreno y la elaboración de los planos para dicho lugar de culto, cuya primera etapa apuntaba a la construcción de una salón que pudiese cumplir provisoriamente esa función y que fue bendecido el 15 de mayo de 1960

Poco antes y a pedido de esta Comisión, Mons. Nicolás Fasolino designa como Patrona de la nueva Capilla a Nuestra Señora de Luján, ‘teniendo en cuenta el sentimiento religioso del barrio, cuya mayoría es ferroviario’ y dispone que su fiesta se celebre el IV Domingo después de Pascua.

Para entender esta relación con los ferroviarios, debemos recordar el patronazgo de la Virgen de Luján sobre rutas y ferrocarriles, con la consecuente colocación de su imagen en las estaciones ferroviarias a partir de su nacionalización.

De esta manera comenzaba a declinar el patronazgo de San José, lo que vanamente intentó revertir un numeroso grupo de vecinos que en febrero de 1964 se dirige a Mons. Fasolino en la seguridad de ‘... ser interpretes del sentir unánime de este ya populoso BARRIO OESTE de estas ciudad de Gálvez’ exponiéndole la conveniencia de que la capilla tenga al ‘Glorioso Patriarca’ como Titular y Patrono.

Años antes (1961) y debido al crecimiento de este sector se comienza a activar la idea de la creación de una Parroquia en el lugar lo que finalmente fue desechado, lo cual sin dudas fue un acierto ya que en la década del ’70 el Barrio se estancó y el crecimiento de la ciudad –no del todo ordenado- encontró otros ámbitos para su expansión.

Finalmente hay que señalar que ya ejerciendo como Párroco el Pbro. Domingo Balbiano decidió adquirir el predio donde actualmente se asienta la Capilla ya que el terreno elegido con anterioridad no era el mas conveniente, por lo cual la piedra fundamental definitiva bendecida por Mons. Fasolino se colocó en este nuevo predio sito en Bvard 12 de octubre (hoy P. Balbiano) y 1ro de Mayo en el año 1964.

Estas líneas no pretenden tener la última palabra y solo reflejan lo que está documentado en el Arzobispado de Santa Fe, lo cual debe ser enriquecido con la documentación que seguramente obra en la capilla y con el valioso aporte que significan los recuerdos de los vecinos.